PUBLICACIONES DE LA ASOCIACIÓN GADITANA DE PACIENTES ANTICOAGULADOS Y PORTADORES DE VÁLVULAS CARDÍACAS
02-11-2010
EL SEXO TRAS LA CIRUGIA CARDIACA
Cada día, afortunadamente es mas frecuente el numero de paciente que bien sea movidos por su estado de animo o bien empujados por su pareja, nos consultan por su actividad sexual, después de saberse enfermo del corazón considerando que en el ámbito sexual la gran mayoría de los profesionales sanitario están de acuerdo de que las necesidades sexuales deben ser parte de la atención integral de los pacientes, con este objetivo la Asociación Gaditana de Pacientes Anticoagulados y portadores de Válvulas Cardiacas celebró el pasado día 30 de Septiembre en el salón de Actos de la Asociación de la Prensa de Cádiz, una Conferencia Taller titulada “El sexo tras la cirugía cardiaca”.
Dicha conferencia taller fue moderada por D. Antonio Chico Rodríguez, que comienza el acto saludando a los asistentes y presentando a los miembros de la mesa, José Maria Arauz Vélez, presidente de AGAC y a los ponentes de la conferencia, D. Carlos García Camacho y Dña. Ana Pérez López, pertenecientes al Servicio de Cirugía cardiaca del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz. Interviene en primer lugar el presidente de AGAC manifestando que son muchas las preguntas que se hacen muchos pacientes sobre todo los más jóvenes que se quedan sin repuesta. Me han diagnosticado una enfermedad cardiovascular, ¿puedo tener relaciones sexuales? Acabo de sufrir un infarto; ¿Cuándo puedo volver a mantener relaciones sexuales con mi pareja? La medicación que tomo, ¿cambiara mi vida sexual? ¿Es normal que tenga miedo a la hora de enfrentarme a la intimidad con mi pareja?, ésta y muchas otras preguntas sobre la actividad física que requiere una relación sexual, de toda forma es difícil tener una información fidedigna en este campo que todavía sigue siendo un tema tabú para muchos pacientes. Según el cardiólogo Dr. Víctor Manuel Amaro, los fenómenos psicológicos, el miedo y la depresión juegan un papel importante en la reincorporación social y sexual después de un infarto de miocardio o de un episodio de angina inestable o de cirugía cardiaca. Nuestra experiencia nos dice que no hay que tener miedo ni vergüenza al saber, ya que los especialistas sanitarios son los que nos darán las alternativas para resolver nuestros problemas. El moderador le da la palabra a los ponentes que alternativamente fueron desgranando capítulo por capítulo la problemática sobre el sexo tras la cirugía cardiaca, los datos estadísticos como los científicos fueron perfectamente visualizados en pantalla.
La cirugía cardiaca de sustitución valvular mitral y/o aórtica supone para el paciente un incremento del estrés postoperatorio y dificultad para retomar la vida familiar y sentimental. Las válvulas cardíacas utilizadas para reemplazar las propias están fabricadas de dos tipos de materiales, metálicos y biológicos. Según las guías clínicas cada prótesis tiene su indicación, es decir, por regla general, las válvulas biológicas se implantan a personas mayores de 65 años, ya que no requieren anticoagulación y la durabilidad de la prótesis es de 10 a 15 años. Las prótesis metálicas son de durabilidad indeterminada y requieren anticoagulación, suelen ser implantadas a pacientes menores de 65 años a no ser que sean mujeres en edad fértil con deseo de tener hijos o pacientes con problemas médicos que no pueden ser anticoagulados, por ejemplo pacientes con úlcera péptica.
La creciente patología valvular hace que aumenten las cifras de pacientes portadores de prótesis mecánicas tanto en posición mitral como aórtica. El ruido generado por estas prótesis, el tratamiento médico y la insuficiente información aportada por parte del equipo de salud hacen que aumente la angustia del paciente al alta.
Nosotros pretendemos conseguir que el paciente portador de prótesis cardíaca mecánica sea consciente de su nueva situación y de cómo puede influenciarle en su vida afectiva, así como la manera de enfrentarse a ello de forma que no afecte a su relación de pareja ni a su enfermedad.
El paciente estará preparado previamente a la intervención, teniendo conocimiento de las consecuencias que va a tener cuando se incorpore a su actividad diaria, haciendo hincapié en la afectación que esta nueva situación va a tener en sus relaciones sexuales, así conseguiremos:
1. Potenciar el conocimiento acerca de las características de su prótesis y los problemas que puede ocasionar en su vida habitual, propia y en relación a los demás.
2. Romper los miedos fruto de la ignorancia sobre su patología y sobre las consecuencias que la nueva situación le va a ocasionar.
3. Conseguir que el paciente establezca una relación de complicidad con su pareja, haciéndole participe de su proceso. Se sentirá apoyado: “Esto es de los dos, no estoy solo, podemos solucionarlo”.
4. Favorecer la aceptación de los cambios que se van a producir (fisiológicos y psicológicos).
5. Evitar el sentimiento de culpa y angustia.
6. Informar sobre los efectos de la medicación en su actividad sexual.
7. Educar en la creación de un ambiente propicio para minimizar los efectos del sonido sobre la relación sexual. Terminada las intervenciones de los ponentes se abre un turno de preguntas donde las repuestas fueron claras y concisas, en definitiva un coloquio fluido y muy respetuoso. Por todo ello desde nuestro boletín informativo Día a Día queremos agradecer y destacar la trayectoria Profesional y perfil humano de Dª Ana Pérez López y D. Carlos García Camacho.

Trabajo desarrollado por MK Webs