PUBLICACIONES DE LA ASOCIACIÓN GADITANA DE PACIENTES ANTICOAGULADOS Y PORTADORES DE VÁLVULAS CARDÍACAS
24-11-2011
CONCLUSIONES DEL XI CONGRESO DE LA SOCIEDAD ANDALUZA DE CIRUGÍA CARDIOVASCULAR (SACCV)
Sevilla, 24 de noviembre de 2011. La celebración del XI Congreso de la Sociedad Andaluza de Cirugía Cardiovascular (SACCV) celebrado el pasado mes de octubre en Cádiz ha dejado algunas conclusiones de interés.
Por una parte se puso de manifiesto la situación actual de esta especialidad sustentada en la incorporación de nuevas tecnologías y la necesidad de su aplicación en todos los servicios de cirugía cardiaca de nuestra comunidad con el fin de mejorar la calidad asistencial. Por otro lado, hay que destacar el consenso de todos los especialistas en la necesidad de optimizar los recursos existentes para mejorar las condiciones de acceso a estos recursos por parte de los pacientes.
Un encuentro de profesionales de la cirugía cardiovascular que ha reivindicado el papel decisivo que juegan ahora las nuevas tecnologías en una especialidad con 30 años de historia. En palabras del vicepresidente de la SACCV, el doctor Miguel Ángel Gómez, cirujano cardiovascular del Hospital Puerta del Mar de Cádiz “de cinco años a esta parte se ha producido una revolución en la cirugía cardiaca sobrevenida por la aplicación de las nuevas tecnologías”. Es decir, que “lo que antes se hacía con incisiones muy grandes hoy se hace por otras mucho más pequeñas”, o lo que es lo mismo, “la visualización de forma directa del corazón se está sustituyendo por una visualización por diferentes medios tecnológicos: endoscopios con minicámaras, radioscopias de altas prestaciones y reconstrucciones tridimensionales, TAC multicortes, etc.”.
La incorporación de nuevas tecnologías “implica la necesidad de dotar de estos avances y tecnologías a todos los servicios de cirugía cardiaca porque sino es imposible seguir avanzando en esta área de la salud“ añadiendo, además, que “actualmente faltan los medios para que todos los profesionales puedan poner en practica y desarrollar esta nueva etapa de la cirugía cardiaca”. Y, a pesar de la situación actual, el proceso de incorporación a las nuevas tecnologías no se debe ralentizar porque, como indica este especialista, “al final lo barato resulta caro”,
Nuevas tecnologías que están destinadas a operar a una población de más edad y que “gracias a ellas se pueden realizar operaciones que no se hacían antes, hacerlas en menos tiempo y con menor estancia en los hospitales lo que repercute en la reducción de los gastos”. Una inversión inicial no excesivamente gravosa “redunda en la mejora de la calidad a los pacientes y en la disminución de los costes de asistencia”.
Un congreso en el que los participantes han coincidido en la necesidad de extender las nuevas tecnologías mediante la optimización de los recursos, “suprimiendo las variaciones geográficas en el uso de estos recursos que existen hoy día y que se derivan de la variabilidad entre indicaciones de procedimientos de una provincia a otra”.
El mensaje en este sentido ha sido claro, y así lo ha manifestado el doctor Gómez Vidal, “se le ha querido transmitir a la administración que las indicaciones y autorizaciones de los procedimientos con alto impacto económico deben de centralizarse y ponerse en mano de los especialistas implicados en el proceso, manteniendo una unidad de criterio que permita a los profesionales que sean ellos los que hagan factible y efectiva esa salud universal y en igualdad de condiciones para acceder a esos recursos”.

Más información:
Gabinete de Prensa de SACCV
Curro Romero - 954 212 994
cromero@comunicasalud.com
Paco Flores - 607 526 843
pacoflores@comunicasalud.com

Trabajo desarrollado por MK Webs